Posts Tagged ‘leishmaniosis’

LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS PHLEBOTOMOS

Written by admin on . Posted in Blog

Captura

La Leishmaniosis es una enfermedad parasitaria cada vez más presente en nuestra zona. En ESTE  blog os lo contamos todo, pero hoy queremos centrarnos en el mosquito transmisor de esta enfermedad: el phlebotomo (o flebotomo).

Los flebótomos  son artrópodos que se agrupan dentro del orden Diptera (suborden Nematocera, familia Psychodidae, subfamilia Phlebotominae). Su importancia médica y veterinaria radica tanto en la propia acción lesiva directa que origina al alimentarse de la sangre de su hospedador (hombre, perro y gato), como por su capacidad de transmisión de enfermedades como la leishmaniosis humana y canina o felina, de ahí su importancia.

En nuestro entorno destaca el papel que tiene este mosquito como vector biológico transmisor de Leishmania infantum, mientras que en el continente americano los responsables de la transmisión pertenecen al género Lutztomyia.

En Europa las principales especies de Phlebotomus sospechosas o confirmadas transmisoras de leishmaniosis canina son P. ariasi, P. langeroni, P. neglectus, P. perfiliewi, P. perniciosus, P. tobbi, P. kyelakii, P. longicuspis y P. syriacus. Mientras que, en la península Ibérica, destacarían el papel de P. ariasi y P. perniciosus como vectores demostrados en el perro.

¿CÓMO Y DÓNDE VIVE ESTE MOSQUITO?

Se trata de insectos dípteros de pequeño tamaño, de aproximadamente tres milímetros de longitud corporal, con sexos diferenciados. Los flebótomos adultos se alimentan de azúcares, de insectos y plantas; sin embargo, las hembras son las únicas que necesitan ingerir sangre (hematófagas) para completar el desarrollo de la puesta de huevos, por lo que constituyen el principal riesgo para las personas y las mascotas.

Una vez que las hembras depositan los huevos en un ambiente terrestre, el ciclo biológico del flebotomo continúa con cuatro fases larvarias seguido de una fase de pupa antes del desarrollo de los adultos.

komar_2016La información disponible sobre el desarrollo y crecimiento de las formas larvarias inmaduras es limitada debido a que los lugares de cría y desarrollo no han podido ser extensamente estudiados. Si bien es cierto que se tiene conocimiento de que las principales necesidades son la presencia de materia orgánica (que sirva de base para la alimentación de las formas larvarias), junto a una temperatura mantenida, y con una humedad ambiental alta. Además, los periodos de desarrollo de estas formas se ven muy influenciados por la temperatura. Temperaturas ambientales altas acortan dichos periodos y, por el contrario, menores temperaturas los incrementan. Por otra parte, cualquier entorno que contenga materia orgánica con estas condiciones comentadas será susceptible de poder desarrollar las formas inmaduras o bien ser lugares apropiados para el descanso de las formas adultas. Destacan tanto entornos domésticos (sótanos, grietas de casas, edificios abandonados, gallineros, establos y refugios para animales, lugares donde se acumulan basuras.), como entornos rurales (madrigueras de animales salvajes, huecos de árboles, restos de materia orgánica en descomposición, oquedades y bajo las piedras) en los que pueden estar presentes. La actividad estacional de los flebotomos adultos se ve muy influenciada por la temperatura ambiental y las precipitaciones del entorno.

¿CÓMO ACTÚAN LOS FLEBOTOMOS?

Este tipo de mosquitos suelen recorrer cortos trayectos (en torno a 300 metros), volando muy cerca del suelo. Las hembras son guiadas hasta el hospedador por images (1)diferentes estímulos como la producción de CO2, temperatura corporal y gradientes de humedad. Una vez localizado el hospedador susceptible, los flebótomos lo atacarán de forma silenciosa a diferencia de la manera de actuar de los mosquitos. Dado que vuelan distancias cortas, los lugares de acción de los flebótomos adultos y con riesgo de transmisión de Leishmaniosis se restringen a las proximidades de los entornos donde se desarrollan las formas larvarias.

En nuestra región geográfica el periodo de actividad es de tipo estacional: transcurre desde finales de marzo hasta el mes de diciembre, y puede haber picos de actividad de junio a julio y de septiembre a octubre. No obstante, estas circunstancias pueden variar según las condiciones climáticas. Además, temperaturas ambientales inferiores a 17 °C hacen que la actividad de estos dípteros disminuya de forma notable. La distribución de los flebotomos en Europa parece que está cambiando y se detecta su presencia en zonas geográficas que tradicionalmente eran libres donde no se había identificado su presencia.

Los momentos del día de máxima actividad coinciden en la franja horaria localizada entre el atardecer y la medianoche. Es en este intervalo de horas cuando los mosquitos se encuentran más activos y buscan hospedadores para alimentarse; son atraídos por zonas y lugares con luz.

¿CÓMO PICAN?

En el perro y en otros animales domésticos los flebotomos suelen posarse y alimentarse en zonas con una menor densidad de pelo, como la cara interna de pabellones auriculares, labios, párpados, plano nasal, abdomen, patas y cola. De forma general, es muy poco probable detectar y observar, la picadura del mosquitos, debido a su pequeño tamaño y a la rapidez de sus movimientos. Sin embargo, algunos animales afectados pueden desarrollar fenómenos de reacciones de sensibilidad como consecuencia de la picadura.

En ocasiones es posible detectar las lesiones originadas en forma de zonas de color sonrosado rodeadas por zonas eritematosas (enrojecidas) y con un grado variable de prurito (picor), dependiendo de la sensibilidad individual. Estas lesiones suelen desaparecer o por el contrario pueden persistir en el tiempo, e incluso llegar a ulcerarse dando lugar a los conocidos “chancros de Leishmania” , y son estas zonas el sitio de inoculación y multiplicación de Leishmania en la piel.

MEDIDAS DE CONTROL

La mayoría de las medidas que se han desarrollado se centran en el control de las formas adultas, debido a que la información científica disponible de los estadios inmaduros no se conoce tan bien y los lugares de desarrollo son muy variables y diferentes, circunstancia que ha de ser tenida en consideración. La aplicación e integración de diferentes medidas en el control pueden tener su interés para reducir el riesgo de transmisión de L. infantum, siempre dependiendo de cada situación.

MEDIDAS APLICADAS SOBRE EL PERRO

La mejor manera de prevenir la infección por L. infantum es evitar la acción del flebotomo sobre el hospedador, mediante la utilización de insecticidas y sustancias repelentes. En el caso del perro hay disponibles diferentes presentaciones tópicas (pipetas como Advantix, Frontline Triact… o collares como el Seresto o el Scalibor). Estos antiparasitarios contienen moléculas que, aparte de su actividad insecticida, se caracterizan por tener un efecto irritante y desorientador (acción repelente) sobre el flebotomo. Cuando el mosquito se posa sobre un animal correctamente protegido se evita la ingestión de sangre y por tanto el riesgo de transmisión.

MEDIDAS SOBRE LOS HÁBITOS

Consiste en la adaptación de los paseos y salidas al exterior considerando el comportamiento del flebótomo. Conocer los periodos y momentos de actividad del flebótomo puede ayudar a disminuir la posibilidad de contacto entre el vector y la mascota y por tanto a reducir drásticamente el riesgo de transmisión de la L. infantum. Sencillas medidas como mantener a las mascotas en el hogar durante la noche, además de no salir a pasear al exterior coincidiendo con los momentos de máxima actividad de los flebotomos, son recomendaciones que se han de tener en cuenta entre primavera y otoño.

Los flebotomos tienen un comportamiento muy complejo y todavía a día de hoy no se conocen muy bien los lugares de desarrollo de sus formas inmaduras. Por ello  la aplicación combinada de diferentes medidas frente al flebotomo indudablemente ayudará a proteger a su mascota, minimizando el riesgo de transmisión de leishmaniosis.

Si quieres saber más sobre esta enfermedad o informarte de todas las herramientas preventivas con las que actualmente puedes proteger a tu perro no dudes en consultarnos, estaremos encantadas de atenderte.

LEISHMANIOSIS. La mejor defensa es la prevención.

Written by admin on . Posted in Blog

31

¡Empieza el buen tiempo! y, en breve, los largos paseos, las excursiones a la montaña, las escapadas a la playa, las vacaciones, los viajes, etc. Por ello, iniciamos nuestra campaña anual de vacunación frente a la Leishmania Canina, parásito habitual en esta época del año. El objetivo de este artículo es informar sobre la situación actual de esta enfermedad y explicaros las diferentes opciones de prevención que existen en la actualidad.

Desde el año pasado, hemos diagnosticado en Gous Gorraiz un 10% más de perros enfermos de Leishmania Canina respecto al año anterior. Lo que más nos preocupa y, nos llama la atención, es que la mayoría de los diagnósticos los hemos efectuado en animales “sanos” a ojos de sus dueños, pero con síntomas muy inespecíficos: cojeras recurrentes, embarazos psicológicos (pseudogestaciones) que no mejoraban con el tratamiento habitual, cambios en el apetito, vómitos y diarreas de forma repetida, problemas de piel,  etc.

¿Qué es la Leishmania?

La leishmaniosis (o leishmaniasis) es una enfermedad parasitaria grave en el perro, causada por un parásito de tipo protozoo, que es inoculado en el perro por la picadura de un mosquitmosquitoo (Flebotomo, Mosquito de la arena). En España sólo existe la especie Leishmania Infantum, aunque en realidad existen muchas otras
especies en el mundo. De ahí que, si hay mosquitos, hay
riesgo de contagio.

¿En España y en Europa, dónde hay más prevalencia?

La leishmaniosis canina aparece en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea.mapa

En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra y Castilla y León. Hace unos años, en Navarra existía Leishmania en la zona bañada por el río Ebro. En la actualidad, hallamos Leishmania en toda la comarca de Pamplona.

¿Por qué hay incidencia de Leishmania en la comarca de Pamplona?

En Pamplona se calcula que este verano contraerán la enfermedad uno de cada diez perros, lo cual es una alta tasa de infección.

El aumento de la casuística de la Leishmania en nuestra zona es debido a diferentes factores:

1- En la actualidad existe movimiento de perros, de forma habitual, entre las Comunidades Autónomas: caza, escapadas de fin de semana, vacaciones, etc. Facilitando la infección de nuestro perro, si no está debidamente protegido.

2- Cambio climático. Desde Marzo tenemos aumentos puntuales de temperaturas. Ello favorece el inicio del ciclo de larva → mosquito, siendo fácil que le piquen a nuestro perro. Además, con el aumento de las temperaturas salimos más a pasear, hacemos escapadas a la montaña, paseamos por zonas donde hay ríos cerca, etc. favoreciendo la exposición a las picaduras de nuestro perro.

3- Perros que viven una parte del tiempo o todo el tiempo al aire libre (jardín, por ejemplo).

4- Cercanía de zonas con agua estancada o con el paso del río cerca (ambiente ideal para el contacto con el mosquito).

5- Salimos a pasear al atardecer con nuestro perro, momento en el que se observa más carga parasitaria en el ambiente.

¿Qué pautas preventivas tenemos en la actualidad?

1-Pipetas, Sprays Repelentes y Collares (Efecto Barrera): El objetivo es dificultar el contacto del Flebotomo con nuestro perro. Por ello, se utilizan repelentes a base de Piretroides, en forma de pipeta o collar antiparasitario. admin-ajax

2-Utilización de Inmunopotenciadores en épocas de máximo riesgo. Su leisguardobjetivo es crear una respuesta inmune fuerte frente al parásito. En caso de infectarse, intenta evitar que se desarrolle la enfermedad, fabricando” un nivel de defensas adecuado. Siempre se recomienda su uso junto con las pipetas, collares y sprays repelentes.

3-Realizar Serología de forma periódica: de forma anual, se recomienda obtener una muestra de sangre y testar frente a la enfermedad. Con ello, nos aseguramos que nuestro animal no ha tenido contacto con el parásito en el último año.

4-Evitar el contacto con el mosquito: Se recomienda evitar los paseos al atardecer, evitar las zonas húmedas y no dejar que nuestro amigo duerma al aire libre.

5- Vacunación: Tras 20 años de investigación, en el año 2012 salió al mercado una nueva vacuna.

      • La vacuna puede administrarse a partir de los seis meses de edad.vacuna
      • El programa completo de vacunación consiste en tres dosis, administradas a intervalos de tres semanas y proporciona una defensa interna prolongada contra la enfermedad.
      • Solo se necesitan revacunaciones anuales para mantener la protección inmunitaria del perro.
      • Antes de iniciar la pauta de vacunación, recomendamos hacer un testaje previo para no vacunar a los animales ya infectados.
      • Si hemos vacunado recientemente con la vacuna Heptavalente o la vacuna de la Rabia, recomendamos esperar 30 días, antes de iniciar la pauta vacunal.
¿Qué beneficios tiene la Vacuna?

Queremos introducir la Vacuna de la Leishmania en el calendario vacunal de nuestro mejor amigo porqué consideramos que es una arma más con la que luchar frente a esta enfermedad.

El objetivo es prevenir la Leishmania, dado que es una enfermedad con un coste de salud muy alto para los perros. Si bien es cierto que conseguimos tratarla con un alto porcentaje de éxito, la cura completa no existe. Además, el alto coste económico del tratamiento así como la duración de por vida del mismo, son factores limitantes a largo plazo.

¿Qué inconvenientes tiene la Vacuna?

Tras la aplicación de cualquier vacuna, en un bajo porcentaje de animales, pueden aparecer reacciones adversas:  reacciones en el punto de inoculación (inflamación, enrojecimiento, picor, dolor, …), síntomas inespecíficos (vómitos, diarreas, apatía, febrícula, etc.) o shocks anafilácticos. Por ello, de forma rutinaria nos quedamos con tu mejor amigo durante 2 horas en observación.

En Gous Gorraiz, hemos observado que algunos pacientes presentaban dolor en el punto de inoculación. Por ello, administramos antiinflamatorio previa administración de la vacuna, de forma rutinaria.

Si decides que tu mejor amigo debe vacunarse, te regalamos el testaje previo así como las dosis de antiinflamatorio.

Acércate a la clínica para resolver las dudas que te hayan podido surgir y para valorar vuestro caso en particular.
Estamos a vuestra disposición,

El Equipo de Gous Gorraiz.