Posts Tagged ‘conducta’

Milú

Written by admin on . Posted in Caso del Mes

152Captura

Milú es un teckel de pelo duro miniatura (o kaninchen) de 6 años. Su familia lo quiere mucho, sobretodo su dueña Raquel, que es la que más se ocupa de él. Hace unos meses su familia decidió cambiar de domicilio, pero parece que la mudanza no le gustó demasiado a nuestro pequeño amigo.

Al cambiar de casa Milú solicitaba constantemente la compañía de Raquel, siguiéndola a todas partes e, incluso, y durmiendo con ella. De esta forma  se encontraba seguro en una casa a la que aun no se había adaptado. Pero claro, en algunas ocasiones Raquel necesitaba salir de casa, ir a trabajar, a hacer recados etc…, entonces Milú se encontraba solo y sin ningún recurso para calmarse salvo llamar incansablemente a Raquel, sin saber que ella no podía oírle.

Captura1Los que si lo escucharon fueron los vecinos, que un día le comentaron a Raquel lo que estaba sucediendo: cuando ella se iba Milú ladraba y lloraba en la puerta. Y, además, cuando su familia volvía, Milú les recibía de una forma exagerada.

Así que Raquel decidió solicitarnos ayuda para conseguir que Milú se quedase en casa sin llorar, y, sobretodo, tranquilo y feliz, eso era lo más importante.

Tras realizarle varias preguntas y conocer sus hábitos llegamos a un diagnóstico.

Milú tenía Ansiedad por separación e Hiperapego.

¿Qué es la ansiedad por separación? 

La ansiedad por separación es un problema etológico (de conducta) que afecta a muchos perros. En algunas ocasiones se suele dar desde que son cachorros, pero en otras, como en el caso de Milú, pueden darse cuando son adultos, generalmente tras haber sufrido un cambio brusco en los hábitos.

¿Qué síntomas produce? 

La ansiedad se define por ser una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos (más información AQUÍ). Esto quiere decir que ni Milú ni ningún otro perro pueden decidir si estar ansiosos o no, igual que las personas. Y esa ansiedad se puede manifestar de muchas maneras, las más habituales son: ladridos y vocalizaciones de todo tipo, arañar puertas, romper cosas de casa a las que normalmente no hacen caso, micciones y defecaciones, apatía, vómitos, y depresión generalizada, entre otras.

¿Se cura? 

¡Claro que sí! Lo más importante es detectar que existe un problema y ponerle solución. No todos los casos se tratan de la misma forma, por eso es muy importante que analicemos cada caso individualmente. Mediante una serie de preguntas podemos llegar a saber si se trata de ansiedad por separación o es un problema de otro tipo, y pondremos las medidas necesarias para que se termine.

No todos los perros responden a las mismas medidas ni en el mismo tiempo, por eso el tratamiento debe ser personalizado y se debe realizar un seguimiento.

¿Y qué pasó con Milú?

Gracias a la implicación de Raquel , que siguió al pie de la letra nuestros consejos (¡Gracias Raquel!) y a la buena actitud de Milú, en muy poco tiempo ya podía quedarse sólo en casa sin pasarlo mal. Eso sí, ahora cada vez que Raquel va a salir de casa Milú exige su premio por portarse bien, ¡un Kong bien preparado que le encanta! ¡Y a nosotras tener tan buenos pacientes como él!

Tranquilizar ¿Si o no?

Written by admin on . Posted in Blog

ansiedad-miedo-o-fobia-1

¡Hola a todos de nuevo! En nuestro último artículo del blog os explicábamos las diferencias entre miedo, ansiedad y fobia, ya que no siempre es fácil distinguir entre ellas. Podéis consultarlo AQUÍ.

Al final del texto dejábamos abierto el debate sobre qué debemos hacer en estos casos, ya que en muchas ocasiones nos surgen dudas. La pregunta más frecuente que oímos en la clínica es: Si le hago caso cuando tiene miedo (en realidad ansiedad) ¿no repetirá la misma conducta otra vez para que le consuele?. Por eso, hemos preparado esta segunda parte del blog donde trataremos de resolver este tipo de cuestiones.

TRANQUILIZAR ¿SÍ O NO?

Hasta hace no mucho tiempo se creía que el tocar a nuestro perro o gato cuando muestra ansiedad o miedo era contraproducente, perros-la-zona-seguraya que de esa forma aprendía que con ese comportamiento (jadeo, temblores…) obtenía atención y, además, se reforzaba la perpetuación de la ansiedad porque la estábamos premiando mediante caricias, por ello se desaconsejaba hacerlo, dejado al perro aislado y sin hacerle caso en la medida de lo posible.

Hoy en día ha quedado demostrado que se debe hacer todo lo contrario, ya que es imposible reforzar una conducta que no es voluntaria. Nuestro perro no tiembla porque quiere, tiembla porque tiene miedo, y , ese miedo es propio de él, no lo crea a su voluntad. Por tanto, como no puede decidir a qué tenerle miedo y a qué no, no podemos ni premiar ni reforzar su comportamiento sólo por acariciarle. ¡Todo lo contrario! Si nosotros tenemos miedo querremos que no nos dejen solos, que nos abrazasen y consolasen, pues…¡nuestros mejores amigos también!

Lo que deberemos hacer es crear un refugio, un lugar seguro que asocien a nosotros donde puedan acudir en el caso de que el estímulo que desencadena el miedo se produzca en nuestra ausencia (p.e. tormentas). Si tienes dudas sobre cómo crear un refugio ¡nosotras podemos ayudarte!

¿SE PUEDE HACER ALGO MÁS?

poster2Si sospechas que tu mascota puede tener ansiedad es muy importante acudir a consulta. Como hemos dicho, de forma habitual solemos ignorar este tipo de problemas porque duran solo un rato, pero, para nuestros mejores amigos pueden tener consecuencias a largo plazo (aunque el momento de la ansiedad haya sido puntual). La mayoría de los perros con ansiedad, miedos o fobias, manifiestan problemas de comportamiento (de una u otra manera) al salir a la calle, complicando los paseos y generando que, en muchas ocasiones estos sean más cortos o no sucedan, aumentando el riesgo de que se den conductas indeseadas en casa.

Afortunadamente, hoy en día, tenemos muchos recursos para solventar este tipo de problemas. A continuación os describimos algunos de ellos:

  • DESENSIBILIZACIÓN AL MIEDO. Si algo nos produce miedo todo lo que relacionemos con la presencia de ese miedo desencadenará ansiedad. Por tanto, si conseguimos que algo no nos de miedo dejaremos de temer que suceda y, por tanto, no nos sentiremos ansiosos. Lo mismo ocurre con nuestras mascotas. Para ello debemos conseguir que nuestro perro o gato deje de ser sensible a ese estímulo (p.e. petardos). Esto puede conseguirse de múltiples maneras y no todas funcionan en los mismos casos, por lo que hay que realizar un cuestionario previo de los hábitos de nuestro paciente.
    Es un proceso largo, ya que debemos conseguir que un miedo desaparezca, y eso no se produce de un día para otro, pero, con paciencia ¡se consigue!
  • ANSIOLÍTICOS. Tanto los ansiolíticos como otro tipo de medicamentos que disminuyen la ansiedad pueden ser necesarios en casos de ansiedad muy extrema, que tenga consecuencias graves en el animal (mutilaciones, aumento de la frecuencia cardiaca en pacientes cardiópatas, etc), en casos donde no tengamos tiempo de realizar una desensibilización o en casos donde no podamos realizarla ya que el estado de bloqueo del animal es tal que no pueda trabajarse con él.
  • Las feromonas son sustancias naturales que se sintetizan en diferentes glándulas corporales y que producen señales químicas perceptibles dentro de la misma especie. Hoy en día podemos encontrar algunos tipos de feromonas sintéticas que realizan la misma función apaciguante que su análogo natural.
  • Un elevado porcentaje de mascotas padece este tipo de problemas. Eso ha generado que en el mercado aparezcan numerosos complementos que “ayudan” a mitigar la ansiedad, como, por ejemplos las capa o camisetas “antiansiedad”. A día de hoy diversos estudios no han demostrado una eficacia real de estos complementos por si solos.

Como veis existen varias alternativas que podemos utilizar para conseguir que nuestros mejores amigos tengan una mejor calidad de vida y, sobretodo,  bienestar.

Si sospechas o crees que tu perro tiene ansiedad o si manifiesta miedo extremo a algún estímulo ¡no dudes en consultarnos!. Estaremos encantadas de poder ayudarte, darte unas pautas para conseguir tus objetivos y mejorar tu calidad de vida, pero, sobre todo, ¡la de tu mejor amigo!

Resultado de imagen

 

¿Miedo, Ansiedad o Fobia?

Written by admin on . Posted in Blog

ansiedad-miedo-o-fobia

En muchas ocasiones nos encontramos en la clínica diaria con problemas de comportamiento en nuestros pacientes. Algunos destrozan los muebles de la casa cuando sus propietarios se van, otros no consiguen hacer sus necesidades en la calle con éxito o se muestran agresivos en algunas circunstancias.

Debido a que muchos de estos problemas afectan a la relación propietario-mascota es frecuente que acaben desencadenando un problema en la vida de ambos y que lleguen con más facilidad a ser consultados en el veterinario. En cambio, existen otro tipo de problemas que tal vez pasan más desapercibidos, ya que, en la mayoría de las ocasiones no influyen tanto en nuestra relación con ellos, o, al menos, así lo percibimos nosotros, aunque esto no siempre sea cierto.
En muchos casos problemas de ansiedad por separación, agresividad y problemas de eliminación (sobretodo de micción) están muy relacionados con fobias y/o problemas de ansiedad.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE MIEDO, FOBIA O ANSIEDAD?

Para poder entender la diferencia entre miedo, ansiedad y fobia primero describiremos cada una de ellas:

  • Miedo: el miedo es una respuesta adaptativa que compartimos todos los seres vivos. Es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro.
  • Fobia: es una respuesta de miedo intensa y desproporcionada a la amenaza real de lo que está produciendo ese miedo.
  • Ansiedad: es una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos.

Dicho así puede resultar difícil distinguir entre los tres, tal vez el más fácil de diferenciar sean las fobias, ya que casi todas las personas tenemos alguna. Para diferenciar entre miedo y ansiedad utilizaremos un ejemplo:

Imaginémonos que vamos a pasar el fin de semana a la montaña y, decidimos hacer senderismo por un bosque… De repente por el camino nos encontramos….

culebra

Nuestra primera reacción será de MIEDO. Es posible que nos sobresaltemos, nos apartemos de la víbora y pasemos lo más deprisa que podamos por ese tramo, evitando el peligro. Puede que nos den FOBIA las serpientes, en ese caso sentiremos un miedo tan intenso que gritaremos mucho, sacudiremos todo nuestro cuerpo y tal vez corramos durante 5 minutos lejos de la víbora.

Continuamos nuestro recorrido y de repente el camino se estrecha hacia un bosque muy frondoso, donde la visibilidad es menor, ya que está más oscuro. Y observamos un montón de avisos como este:

oso

¡CUIDADO! Oso visto en esta área. Si ves un oso…no entres en pánico, retrocede despacio y deja inmediatamente la zona.

Continuaremos nuestro camino estando muy atentos, agudizando nuestro oído y nuestra vista, asustándonos cada vez que se mueva algún árbol cerca nuestro y, en definitiva, no estaremos disfrutando del paseo porque estaremos pendientes de si el oso está cerca, aunque no estemos viendo ningún oso durante todo el camino. Eso que estamos sintiendo es ANSIEDAD.

Una vez descrito con este ejemplo podemos entender que no siempre que un animal padece ansiedad está el estímulo que produce miedo presente. Es decir, un perro puede tener miedo a las tormentas, a los petardos, a los fuegos artificiales, a acudir al veterinario, pero no siempre es necesario que ese hecho se esté produciendo en ese momento para que nuestro amigo esté sufriendo, ya que puede tener ansiedad mucho antes de que ese hecho se manifieste.

Por ejemplo, si tiene miedo a las tormentas es posible que muestre signos de ansiedad siempre que llueve o que el cielo se nubla. Si le da miedo ir al veterinario tendrá ansiedad a la hora de ver el trasportín esperando en la puerta o cuando cojamos la cartilla de las vacunaciones. A todas estas cosa se le llaman señales de anticipación. 

En muchas ocasiones es fácil identificar el miedo pero no siempre es fácil identificar la ansiedad que le precede o que incluso aparece cuando el estímulo de miedo no está presente.

¿CÓMO SE CUÁNDO HAY ANSIEDAD? 

La ansiedad se puede manifestar de muchas formas. Generalmente los perros tienden a esconderse, aunque también pueden realizar vocalizaciones (aullidos, ladridos…), movimientos compulsivos (morderse las extremidades, dar vueltas en círculos, escarbar agujeros…), etc.

Aquí tenemos varios ejemplos:

En este primer vídeo podemos ver como el perro, a raíz de una tormenta está en la bañera, jadeando y nervioso, con mirada de angustiada. Tiene ansiedad.

En este otro vídeo podemos observar como ha comenzado a llover. La perrita tiene la cola baja, con la cabeza adelantada y la pata delantera flexionada. Mira hacia la ventana, donde ve que está lloviendo y se esconde detrás de la cortina y de un sillón y finalmente debajo de una mesa. Igual que en el caso anterior también jadea y está inquieta. Tiene miedo a las tormentas, y, a pesar de que aun no  ha habido truenos, la anticipación le hace manifestar esta conducta, ya que ha asociado la presencia de lluvia con los truenos.

Ambos son dos claros ejemplos de que el animal no está a gusto, tiene ansiedad y por tanto su bienestar se está viendo afectado.

Detectar la ansiedad es el primer paso para poder trabajar en ella y eliminarla. Pero, ¿Qué debemos hacer cuando tenemos a un perro ansioso? ¿Debemos acariciarle?¿Está bien cogerlo y abrazarlo o tal vez deberíamos dejarle pasar el mal trago sólo para que se acostumbre?

Os responderemos a estas preguntas en el siguiente blog, pero, si has detectado que tu mejor amigo pueda tener algún problema de ansiedad y quieres ponerle solución cuanto antes te esperamos en Gous Gorraiz para ponerle remedio, ¡contacta con nosotras!

HABLEMOS DE GATOS…

Written by admin on . Posted in Blog

hablemos-de-gatos

Hoy en día es frecuente encontrar muchos hogares donde sus habitantes humanos comparten espacio y tiempo con un gato (o más). El ritmo de vida acelerado con el que vivimos y la facilidad de los cuidados de estos pequeños felinos los convierten en una mascota ideal para dueños ocupados y/o casas pequeñas.

No obstante, a pesar de que sus cuidados puedan resultar sencillos (no hace falta pasearlos, realizan sus necesidades en un cajón de arena, pasan la mayor parte del día durmiendo, etc) requieren que les dediquemos un tiempo y, sobretodo, que cubramos unas necesidades básicas.

En este punto, debemos saber que el comportamiento de un gato se relaciona directamente con el grado de estrés, a cuanto más estrés esté expuesto tendrá un peor comportamiento. Por eso, en nuestra mano está hacer a nuestro gato más feliz, y por tanto nosotros seremos más felices.

El estrés en los gatos no solo está relacionado con un mal comportamiento, sino con problemas de salud, como por ejemplo el FLUTD, una patología del sistema urinario que puede ser muy grave, ya que se produce una obstrucción de las vías urinarias bajas impidiendo que nuestro gato orine con normalidad.

Cuando recibimos a un gato en consulta un punto donde hacemos gran hincapié es en la modificación ambiental, exista o no una patología.

¿QUE ES LA MODIFICACIÓN AMBIENTAL?

La modificación ambiental son cambios en el ambiente del gato orientados a disminuir su grado de estrés, y de esa forma mejorar su comportamiento y, sobretodo, su calidad de vida. También se denominan intervenciones MEMO, las siglas de “Multimodal Environmental Modification”.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • CONTACTO SOCIAL. El gato siempre tendrá elección sobre si quiere jugar con otros animales (en el caso de que los haya en el domicilio), interaccionar con humanos o estar solo.
  • VARIOS PUNTOS DE AGUA FRESCA Y COMIDA. Estos puntos siempre estarán alejados del cajón de arena, y estarán en zonas tranquilas para que el gato pueda comer sin interrupciones indeseadas. Tanto la comida como el agua deben ser renovadas con frecuencia.
    Hemos de tener en cuenta que, de ser posible, siempre es mejor mantener alejada el agua de la comida, ya que en la naturaleza los felinos no suelen beber de zonas próximas a donde han comido, ya que este agua podría estar contaminada.A los gatos les encanta el agua corriente, por eso es frecuente que nos pidan que abramos los grifos para beber de ellos o jugar con el agua. Por ello, si nos es posible, podemos hacernos con una fuente de agua eléctrica.
  • ZONA DE DESCANSO ELEVADO en un lugar tranquilo y aislado de la casa, y siempre al resguardo de corrientes de aire.
  • CAJÓN LIMPIO SIEMPRE. Existen gatos más tolerantes con su cajón de arena y otros menos. De cualquier forma, la arena tiene que limpiarse diariamente, siendo necesario el cambio completo de la arena 1 vez a la semana.
  • ALTERNAR JUGUETES. Si siempre tienen los mismos juguetes a la vista se acaban cansando de ellos, por tanto es importante alternarlos.
  • RASCADOR. Los gatos necesitan marcar territorio, por eso un rascador es fundamental si no queremos que nuestro sofá favorito acabe magullado.
  • ZONAS DE COBIJO Y ESCAPE. El gato debe poder moverse libremente, y poder trepar, explorar, etc. Siempre deberá tener áreas donde pueda esconderse y también zonas por las que pueda escapar.

Comprender a estos pequeños felinos no siempre es sencillo, debemos recordar que han sido domesticados mucho más tarde que el perro (4.000 años frente a los 10.000 del perro) y que se trata de una especie muy peculiar. Si tenéis cualquier duda o problema con vuestro pequeño amigo estaremos encantadas de resolverla y ayudaros en todo lo que podamos.

Hoy nos despedimos con este simpático vídeo con el que muchos propietarios de gatos os sentiréis identificados:

 

¿Cómo pasear con tu perro? 10 Claves imprescindibles.

Written by admin on . Posted in Blog

portada-20151116

¿Por qué tira tu perro durante el paseo? A pesar de que no nos lo creamos, ellos tienen una motivación para querer andar más rápido. Llegar al pipi-can o al parque, oler algún rastro detectado o saludar a otros perros o personas.Paseo2

¿Cómo puedo modificar esta conducta? Te lo explicamos en 10 sencillos pasos.1- ¡Cuanto antes mejor! Enseñar a no tirar de la correa es más fácil a un cachorro, que a un perro que lleva años paseando así. Una vez terminas la pauta vacunal y, empezáis a salir a la calle, es el momento de empezar.

 

2- Evita incitar la excitación de tu perro.

3- Usa una correa fija de 2 metros, máximo. Olvida las cómodas correas extensibles, hasta que haya aprendido como hacer correctamente el paseo.

labrador-retriever-de-paseo4- No usaremos collares de ahogo o de pinchos. No buscamos ni recomendamos el aprendizaje por dolor.

5- Hay dispositivos para reeducar este comportamiento. ¿El más efectivo? Los collares de cabeza o Halti, que permiten un mayor control del perro. Por supuesto, no será tolerado por el perro desde el primer día. Se debe asociar a un refuerzo positivo (premio, chuchería), para que se vaya acostumbrando a él.

paseando_perro6- Cada vez que se adelante respecto a ti, puedes:

a. Hacer un tirón firme de la correa hacia atrás y pronunciar siempre la misma palabra o sonido, por ejemplo: ¡Lado! Con un tono fuerte y serio.
b. Detener el paso y dar media vuelta, cambiando el sentido de la macha de forma brusca.

7- Mientras esté a nuestro lado mantendremos la marcha.

8- UN TRUCO: Podemos lograr mantenerlo a nuestro lado usando chucherías. Se la enseñamos y la mantenemos dentro de la mano para que intente comérsela.

9- Nunca lo reñiremos, daremos tirones de la correa o giros bruscos, para no confundirle.

10- Si los tirones solo se producen cuando está asustado o muestra agresividad ante estímulos (otros perros, persona u objetos como bicicletas) ven a informarte a nuestra clínica. Te daremos pautas para su manejo, dado que la solución es diferente.

paseando-a-tu-perro-afppet¡¡Gracias por seguirnos!! Quedamos a vuestra disposición en Gous Gorraiz para poder solucionar todas las dudas que os surjan. Un abrazo amigos.