Posts Tagged ‘ansiedad’

7 TRUCOS PARA EVITAR DESTROZOS

Written by admin on . Posted in Blog

afsd

La ansiedad por separación es un problema mucho más frecuente de lo que nos podamos pensar. En la mayoría de los hogares donde hay un perro éste llora o destroza partes de la casa en los momentos de ausencia del Dueño. Tal y como os contamos hace unas semanas en el caso de Milú (podéis consultarlo AQUÍ), es un problema que tiene solución, y debemos de tratar de buscarla, ya que no solamente el mal es “físico” por los destrozos que puedan ocasionar nuestros peludos amigos, sino que la ansiedad a la que están sometidos durante ese tiempo en el que estamos ausentes de casa puede desencadenar otra serie de patologías.

Tal y como os contamos, el tratamiento ha de ser personalizado y estudiado minuciosamente para poder establecer las pautas adecuadas para resolver el problema. No obstante, hay una serie de trucos que pueden aplicarse en casa desde el primer momento. A continuación os los contamos:

1. PASEOS ENRIQUECIDOS

jugar_fetimgLos paseos no sólo deben de ofrecer un estímulo físico a nuestro mejor amigo. Todos sabemos que deben salir a la calle cada cierto tiempo. Pero aparte de cerciorarnos de que se cumplan sus necesidades fisiológicas, es importante que no le sueltes en el parque y te pongas a mirar el móvil. A los perros les encanta aprender cosas y el paseo es un momento ideal para eso. Puedes ir con algo de comida y enseñarle trucos, esconderle cosas para que las encuentre, que corra, que te encuentre a ti. No solo hay que cansar su cuerpo, también su mente. Después, cuando llegan a casa, lo que quieren es dormir y descansar, pero necesitan sentirse activos.

2. SI NO TIENES TIEMPO BUSCA AYUDA

imagesHay veces que el ritmo de nuestra vida impide que le dediquemos el tiempo que deberíamos a pasear a nuestro perro. No es que no queramos hacerlo o que no le queramos, simplemente no podemos estirar más las horas del día. Por suerte, cada vez hay más personas que se dedican a pasear perros por un módico precio. De esa manera te evitas que esté solo en casa demasiadas horas sin salir a la calle. También hay guarderías caninas para dejarlos allí durante varias horas, aunque evidentemente suelen ser algo más caras y no siempre son necesarias. Con un paseo extra muchas veces se soluciona su necesidad de salir a hacer sus necesidades y de sentirse activos. A la hora de elegir un paseador debemos preguntar siempre por referencias y cerciorarnos de que tanto paseador como perro encajan y se llevan bien. Si es posible, los paseadores deberían de tener cierta formación para saber cómo actuar en un momento de emergencia.

3. EL MILAGROSO KONG

Ya os contamos lo bien que funcionó con Milú.  El Kong es ese juguete de plástico de diferentes tamaños (y colores) que sirve para kong-classic-mediano-juguete-de-perro-durable-medium-d_nq_np_495301-mlm20305476153_052015-fintroducirles comida dentro para que los perros se entretengan sacándola cuando tú no estás. Es importante que no sea un juguete más, deben asociarlo a cuando se quedan solos. Y también es importante rellenarlo de algo que no suelan comer a menudo, es decir, si le metes pienso no sirve de nada, tiene que ser algo que les encante y que sea especial para ellos. ¡Las posibilidades para rellenarlo son infinitas!. Cuando sales de casa, aunque sea cinco minutos, se lo das. Cuando vuelves se lo quitas y lo vuelves a guardar en el congelador. Y así todo el rato, independientemente del tiempo que estés fuera. Al final, para ellos que te vayas de casa estará asociado a ese momento en el que tienen algo que les encanta, es decir, será algo positivo.

4. JUGAR AL ESCONDITE EN CASA

Para ello solamente necesitamos chucherías. Si se las escondes, para ellos es un juego, activan su mente y el perro en lugar de dormir o aburrirse (o destrozar cosas) se entretiene ejercitando su olfato y su ingenio. Cuando lo encuentran, en lugar de ensañarse con el sofá se dedican en cuerpo y alma a su nueva “presa”.

5. VICKS VAPORUB

La mayoría de perros odian con todas sus fuerzas esta sustancia que los humanos utilizamos cuando estamos resfriados. Para ellos no es tóxico, así que si se unta un poco en esas zonas más castigadas por ellos puede ser una solución perfecta. En el sofá, en los muebles, en la pared… da igual, en cuanto se acercan al Vicks Vaporub salen despavoridos. También vale el ser bálsamo de tigre, tiene el mismo efecto.

6. LIMÓN PARA LOS LADRONES

Si tienes un perro que coge de la encimera de la cocina o de la mesa todo lo que encuentra cuando no estás, lo mejor que puedes hacer es ponerle trampas. No soportan el cítrico y si dejas a su alcance algunos gajos de limón conseguirás que se le quiten las ganas de seguir robando comida que no le está permitida.

7. JUEGOS DE PENSAR

kong-quest-star-pod-treat-dispensing-dog-toy-p3148-7976_mediumEl caso es mantener su mente ocupada. Hace tiempo, los perros tenían que buscarse la vida para subsistir , pero desde que viven en nuestras casas se les da todo hecho: la comida, la cama, los paseos… .Así que no hay nada mejor que los juegos cognitivos para activar su mente. Consisten, básicamente, en incentivar su ingenio para conseguir premios utilizando el olfato, las patas y/o el hocico. Tienen diferentes niveles y como es lógico lo ideal es empezar por el más bajo, por muy listo que creamos que es nuestro perro, para que no se frustren. Al principio se debe jugar con ellos, para asegurarse de que han entendido lo que tienen que hacer. Suelen tener pequeños premios escondidos dentro del juego y deberán deslizar algunas piezas para llegar a ellos. Son bastante resistentes y nada tóxicos. Y, además de mantenerles entretenidos un buen rato, consiguen reducir el nivel de ansiedad por separación.

¿Te animas a poner en práctica estos trucos?  ¡Cuéntanos tus resultados!

Milú

Written by admin on . Posted in Caso del Mes

152Captura

Milú es un teckel de pelo duro miniatura (o kaninchen) de 6 años. Su familia lo quiere mucho, sobretodo su dueña Raquel, que es la que más se ocupa de él. Hace unos meses su familia decidió cambiar de domicilio, pero parece que la mudanza no le gustó demasiado a nuestro pequeño amigo.

Al cambiar de casa Milú solicitaba constantemente la compañía de Raquel, siguiéndola a todas partes e, incluso, y durmiendo con ella. De esta forma  se encontraba seguro en una casa a la que aun no se había adaptado. Pero claro, en algunas ocasiones Raquel necesitaba salir de casa, ir a trabajar, a hacer recados etc…, entonces Milú se encontraba solo y sin ningún recurso para calmarse salvo llamar incansablemente a Raquel, sin saber que ella no podía oírle.

Captura1Los que si lo escucharon fueron los vecinos, que un día le comentaron a Raquel lo que estaba sucediendo: cuando ella se iba Milú ladraba y lloraba en la puerta. Y, además, cuando su familia volvía, Milú les recibía de una forma exagerada.

Así que Raquel decidió solicitarnos ayuda para conseguir que Milú se quedase en casa sin llorar, y, sobretodo, tranquilo y feliz, eso era lo más importante.

Tras realizarle varias preguntas y conocer sus hábitos llegamos a un diagnóstico.

Milú tenía Ansiedad por separación e Hiperapego.

¿Qué es la ansiedad por separación? 

La ansiedad por separación es un problema etológico (de conducta) que afecta a muchos perros. En algunas ocasiones se suele dar desde que son cachorros, pero en otras, como en el caso de Milú, pueden darse cuando son adultos, generalmente tras haber sufrido un cambio brusco en los hábitos.

¿Qué síntomas produce? 

La ansiedad se define por ser una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos (más información AQUÍ). Esto quiere decir que ni Milú ni ningún otro perro pueden decidir si estar ansiosos o no, igual que las personas. Y esa ansiedad se puede manifestar de muchas maneras, las más habituales son: ladridos y vocalizaciones de todo tipo, arañar puertas, romper cosas de casa a las que normalmente no hacen caso, micciones y defecaciones, apatía, vómitos, y depresión generalizada, entre otras.

¿Se cura? 

¡Claro que sí! Lo más importante es detectar que existe un problema y ponerle solución. No todos los casos se tratan de la misma forma, por eso es muy importante que analicemos cada caso individualmente. Mediante una serie de preguntas podemos llegar a saber si se trata de ansiedad por separación o es un problema de otro tipo, y pondremos las medidas necesarias para que se termine.

No todos los perros responden a las mismas medidas ni en el mismo tiempo, por eso el tratamiento debe ser personalizado y se debe realizar un seguimiento.

¿Y qué pasó con Milú?

Gracias a la implicación de Raquel , que siguió al pie de la letra nuestros consejos (¡Gracias Raquel!) y a la buena actitud de Milú, en muy poco tiempo ya podía quedarse sólo en casa sin pasarlo mal. Eso sí, ahora cada vez que Raquel va a salir de casa Milú exige su premio por portarse bien, ¡un Kong bien preparado que le encanta! ¡Y a nosotras tener tan buenos pacientes como él!

Tranquilizar ¿Si o no?

Written by admin on . Posted in Blog

ansiedad-miedo-o-fobia-1

¡Hola a todos de nuevo! En nuestro último artículo del blog os explicábamos las diferencias entre miedo, ansiedad y fobia, ya que no siempre es fácil distinguir entre ellas. Podéis consultarlo AQUÍ.

Al final del texto dejábamos abierto el debate sobre qué debemos hacer en estos casos, ya que en muchas ocasiones nos surgen dudas. La pregunta más frecuente que oímos en la clínica es: Si le hago caso cuando tiene miedo (en realidad ansiedad) ¿no repetirá la misma conducta otra vez para que le consuele?. Por eso, hemos preparado esta segunda parte del blog donde trataremos de resolver este tipo de cuestiones.

TRANQUILIZAR ¿SÍ O NO?

Hasta hace no mucho tiempo se creía que el tocar a nuestro perro o gato cuando muestra ansiedad o miedo era contraproducente, perros-la-zona-seguraya que de esa forma aprendía que con ese comportamiento (jadeo, temblores…) obtenía atención y, además, se reforzaba la perpetuación de la ansiedad porque la estábamos premiando mediante caricias, por ello se desaconsejaba hacerlo, dejado al perro aislado y sin hacerle caso en la medida de lo posible.

Hoy en día ha quedado demostrado que se debe hacer todo lo contrario, ya que es imposible reforzar una conducta que no es voluntaria. Nuestro perro no tiembla porque quiere, tiembla porque tiene miedo, y , ese miedo es propio de él, no lo crea a su voluntad. Por tanto, como no puede decidir a qué tenerle miedo y a qué no, no podemos ni premiar ni reforzar su comportamiento sólo por acariciarle. ¡Todo lo contrario! Si nosotros tenemos miedo querremos que no nos dejen solos, que nos abrazasen y consolasen, pues…¡nuestros mejores amigos también!

Lo que deberemos hacer es crear un refugio, un lugar seguro que asocien a nosotros donde puedan acudir en el caso de que el estímulo que desencadena el miedo se produzca en nuestra ausencia (p.e. tormentas). Si tienes dudas sobre cómo crear un refugio ¡nosotras podemos ayudarte!

¿SE PUEDE HACER ALGO MÁS?

poster2Si sospechas que tu mascota puede tener ansiedad es muy importante acudir a consulta. Como hemos dicho, de forma habitual solemos ignorar este tipo de problemas porque duran solo un rato, pero, para nuestros mejores amigos pueden tener consecuencias a largo plazo (aunque el momento de la ansiedad haya sido puntual). La mayoría de los perros con ansiedad, miedos o fobias, manifiestan problemas de comportamiento (de una u otra manera) al salir a la calle, complicando los paseos y generando que, en muchas ocasiones estos sean más cortos o no sucedan, aumentando el riesgo de que se den conductas indeseadas en casa.

Afortunadamente, hoy en día, tenemos muchos recursos para solventar este tipo de problemas. A continuación os describimos algunos de ellos:

  • DESENSIBILIZACIÓN AL MIEDO. Si algo nos produce miedo todo lo que relacionemos con la presencia de ese miedo desencadenará ansiedad. Por tanto, si conseguimos que algo no nos de miedo dejaremos de temer que suceda y, por tanto, no nos sentiremos ansiosos. Lo mismo ocurre con nuestras mascotas. Para ello debemos conseguir que nuestro perro o gato deje de ser sensible a ese estímulo (p.e. petardos). Esto puede conseguirse de múltiples maneras y no todas funcionan en los mismos casos, por lo que hay que realizar un cuestionario previo de los hábitos de nuestro paciente.
    Es un proceso largo, ya que debemos conseguir que un miedo desaparezca, y eso no se produce de un día para otro, pero, con paciencia ¡se consigue!
  • ANSIOLÍTICOS. Tanto los ansiolíticos como otro tipo de medicamentos que disminuyen la ansiedad pueden ser necesarios en casos de ansiedad muy extrema, que tenga consecuencias graves en el animal (mutilaciones, aumento de la frecuencia cardiaca en pacientes cardiópatas, etc), en casos donde no tengamos tiempo de realizar una desensibilización o en casos donde no podamos realizarla ya que el estado de bloqueo del animal es tal que no pueda trabajarse con él.
  • Las feromonas son sustancias naturales que se sintetizan en diferentes glándulas corporales y que producen señales químicas perceptibles dentro de la misma especie. Hoy en día podemos encontrar algunos tipos de feromonas sintéticas que realizan la misma función apaciguante que su análogo natural.
  • Un elevado porcentaje de mascotas padece este tipo de problemas. Eso ha generado que en el mercado aparezcan numerosos complementos que “ayudan” a mitigar la ansiedad, como, por ejemplos las capa o camisetas “antiansiedad”. A día de hoy diversos estudios no han demostrado una eficacia real de estos complementos por si solos.

Como veis existen varias alternativas que podemos utilizar para conseguir que nuestros mejores amigos tengan una mejor calidad de vida y, sobretodo,  bienestar.

Si sospechas o crees que tu perro tiene ansiedad o si manifiesta miedo extremo a algún estímulo ¡no dudes en consultarnos!. Estaremos encantadas de poder ayudarte, darte unas pautas para conseguir tus objetivos y mejorar tu calidad de vida, pero, sobre todo, ¡la de tu mejor amigo!

Resultado de imagen

 

¿Miedo, Ansiedad o Fobia?

Written by admin on . Posted in Blog

ansiedad-miedo-o-fobia

En muchas ocasiones nos encontramos en la clínica diaria con problemas de comportamiento en nuestros pacientes. Algunos destrozan los muebles de la casa cuando sus propietarios se van, otros no consiguen hacer sus necesidades en la calle con éxito o se muestran agresivos en algunas circunstancias.

Debido a que muchos de estos problemas afectan a la relación propietario-mascota es frecuente que acaben desencadenando un problema en la vida de ambos y que lleguen con más facilidad a ser consultados en el veterinario. En cambio, existen otro tipo de problemas que tal vez pasan más desapercibidos, ya que, en la mayoría de las ocasiones no influyen tanto en nuestra relación con ellos, o, al menos, así lo percibimos nosotros, aunque esto no siempre sea cierto.
En muchos casos problemas de ansiedad por separación, agresividad y problemas de eliminación (sobretodo de micción) están muy relacionados con fobias y/o problemas de ansiedad.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE MIEDO, FOBIA O ANSIEDAD?

Para poder entender la diferencia entre miedo, ansiedad y fobia primero describiremos cada una de ellas:

  • Miedo: el miedo es una respuesta adaptativa que compartimos todos los seres vivos. Es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro.
  • Fobia: es una respuesta de miedo intensa y desproporcionada a la amenaza real de lo que está produciendo ese miedo.
  • Ansiedad: es una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos.

Dicho así puede resultar difícil distinguir entre los tres, tal vez el más fácil de diferenciar sean las fobias, ya que casi todas las personas tenemos alguna. Para diferenciar entre miedo y ansiedad utilizaremos un ejemplo:

Imaginémonos que vamos a pasar el fin de semana a la montaña y, decidimos hacer senderismo por un bosque… De repente por el camino nos encontramos….

culebra

Nuestra primera reacción será de MIEDO. Es posible que nos sobresaltemos, nos apartemos de la víbora y pasemos lo más deprisa que podamos por ese tramo, evitando el peligro. Puede que nos den FOBIA las serpientes, en ese caso sentiremos un miedo tan intenso que gritaremos mucho, sacudiremos todo nuestro cuerpo y tal vez corramos durante 5 minutos lejos de la víbora.

Continuamos nuestro recorrido y de repente el camino se estrecha hacia un bosque muy frondoso, donde la visibilidad es menor, ya que está más oscuro. Y observamos un montón de avisos como este:

oso

¡CUIDADO! Oso visto en esta área. Si ves un oso…no entres en pánico, retrocede despacio y deja inmediatamente la zona.

Continuaremos nuestro camino estando muy atentos, agudizando nuestro oído y nuestra vista, asustándonos cada vez que se mueva algún árbol cerca nuestro y, en definitiva, no estaremos disfrutando del paseo porque estaremos pendientes de si el oso está cerca, aunque no estemos viendo ningún oso durante todo el camino. Eso que estamos sintiendo es ANSIEDAD.

Una vez descrito con este ejemplo podemos entender que no siempre que un animal padece ansiedad está el estímulo que produce miedo presente. Es decir, un perro puede tener miedo a las tormentas, a los petardos, a los fuegos artificiales, a acudir al veterinario, pero no siempre es necesario que ese hecho se esté produciendo en ese momento para que nuestro amigo esté sufriendo, ya que puede tener ansiedad mucho antes de que ese hecho se manifieste.

Por ejemplo, si tiene miedo a las tormentas es posible que muestre signos de ansiedad siempre que llueve o que el cielo se nubla. Si le da miedo ir al veterinario tendrá ansiedad a la hora de ver el trasportín esperando en la puerta o cuando cojamos la cartilla de las vacunaciones. A todas estas cosa se le llaman señales de anticipación. 

En muchas ocasiones es fácil identificar el miedo pero no siempre es fácil identificar la ansiedad que le precede o que incluso aparece cuando el estímulo de miedo no está presente.

¿CÓMO SE CUÁNDO HAY ANSIEDAD? 

La ansiedad se puede manifestar de muchas formas. Generalmente los perros tienden a esconderse, aunque también pueden realizar vocalizaciones (aullidos, ladridos…), movimientos compulsivos (morderse las extremidades, dar vueltas en círculos, escarbar agujeros…), etc.

Aquí tenemos varios ejemplos:

En este primer vídeo podemos ver como el perro, a raíz de una tormenta está en la bañera, jadeando y nervioso, con mirada de angustiada. Tiene ansiedad.

En este otro vídeo podemos observar como ha comenzado a llover. La perrita tiene la cola baja, con la cabeza adelantada y la pata delantera flexionada. Mira hacia la ventana, donde ve que está lloviendo y se esconde detrás de la cortina y de un sillón y finalmente debajo de una mesa. Igual que en el caso anterior también jadea y está inquieta. Tiene miedo a las tormentas, y, a pesar de que aun no  ha habido truenos, la anticipación le hace manifestar esta conducta, ya que ha asociado la presencia de lluvia con los truenos.

Ambos son dos claros ejemplos de que el animal no está a gusto, tiene ansiedad y por tanto su bienestar se está viendo afectado.

Detectar la ansiedad es el primer paso para poder trabajar en ella y eliminarla. Pero, ¿Qué debemos hacer cuando tenemos a un perro ansioso? ¿Debemos acariciarle?¿Está bien cogerlo y abrazarlo o tal vez deberíamos dejarle pasar el mal trago sólo para que se acostumbre?

Os responderemos a estas preguntas en el siguiente blog, pero, si has detectado que tu mejor amigo pueda tener algún problema de ansiedad y quieres ponerle solución cuanto antes te esperamos en Gous Gorraiz para ponerle remedio, ¡contacta con nosotras!

¡¡¡Mi perro destroza todo…!!! ¿Qué le sucede? Cómo controlar la ansiedad por separación.

Written by Judith on . Posted in Blog

perros_jugando(3)

¡¡Buenas tardes a todos!!

En el anterior post  os hablamos sobre la ansiedad por separación y la forma de prevenirla. Es un problema frecuente, pero difícil de resolver si dejamos pasar mucho tiempo. Por ello, en este post os damos unas pautas para controlar a vuestro mejor amigo. Como siempre, estamos a vuestra disposición, para ayudaros a resolver este tipo de problemas.

Muchos perros presentan masticación destructiva como primer síntoma, es decir,  ¡¡se comen todo lo que encuentran a su  alrededor!! (muebles, juguetes, el riego de nuestro jardín, vallas, los juguetes de los niños, las plantas, etc.). Los perros necesitan masticar, es  una conducta normal. Pero para  satisfacerla, debemos ofrecerle los objetos adecuados. Existen muchos juguetes para este fin, duraderos y con la posibilidad de rellenarlos de comida o golosinas para perros, galletas,… que sean fáciles de extraer pero a la vez, que les estimulen y capten su atención.descarga

Os recomendamos alternar los juguetes. Por ejemplo: un día sólo le dejamos un juguete; al día siguiente, le dejamos dos; al tercer día sólo uno, etc. También os aconsejamos introducir artículos nuevos que estimulen su mente. Debemos ofrecer estos juguetes de dos a tres veces al día, cuando se queda solo en casa, en los momentos que está más activo, en presencia de invitados,…¡Acercaros a la clínica y os asesoraremos de las novedades en estos artículos!

Reforzaremos el uso de estos juguetes premiándole cada vez que los use, con recompensa social (juego, caricias, atención,…) o de alimento (“chucherías caninas”).

Para mejorar el bienestar físico y mental de nuestro perro, es importante ofrecer un enriquecimiento ambiental. Esto se hace imprescindible, cuando nuestro mejor amigo es joven o es especialmente inquieto y activo.

Pautas que podéis introducir en vuestro día a día para mejorar vuestra relación:

  •  Ejercicio físico regular,  3-4 paseos diarios, con un tiempo mínimo total de 2 horas. Durante estos paseos permitiremos que el perro olfatee, investigue su entorno, interaccione con sus congéneres y con otras44 personas. Recomendamos combinarlo con ejercicio físico intenso (correr, saltar, lanzar la pelota, paseos en bicicleta, agility, etc.), así nuestro perro gasta una buena parte de su energía.
  •  Relacionarse con otros perros le ayudará a desarrollar un buen comportamiento, a establecer interacciones sociales y también en el desgaste de energía. Es importante el juego diario con otros perros.
  • Realizar ordenes de obediencia, estimula su mente. Él ya conoce el “Ven”, “Sienta” y “Patita”, y vosotros tenéis la experiencia de cómo lograrlo. Podemos exigirle más: “Plas” (estirado en el suelo), “Junto” (permanecer junto a vuestras piernas), “Muerto” (estirado boca arriba), etc.
  • Los juegos con el propietario deben ser rutinarios, con una frecuencia diaria de dos pautas de 30 minutos de duración cada una. Siempre debe iniciarlos el propietario.

Detallamos a continuación ejemplos de juegos, pero cualquier actividad que se os ocurra, puede servir para estrechar lazos con vuestra mascota y para “agotarle”.

  •  Tira y afloja:  usaremos un juguete que el perro muerde, y debemos conseguir que lo suelte mediante una orden (como “Mio”), para luego volver a jugar. Este juego estimulará el interés por los juguetes para masticar y hará que pierda el interés por cualquier objeto de nuestra casa.images
  • Escondite: incitamos la búsqueda de premios usando el olfato, la visión y sus ganas de investigar. Para aprender el juego, podemos iniciarlo en casa, sujetando el perro y dejando un premio alejado, pero a la vista. Cuando el perro está excitado, damos una orden, por ejemplo, “Busca” y lo soltamos. Cada vez alejaremos más el premio hasta colocarlo en un sitio escondido. Más adelante podremos realizarlo en el exterior. También podemos jugar nosotros al escondite. Alguien sujeta el perro o se le mantiene sentado en un punto, mientras nos escondemos. Se llama al perro y cuando nos encuentra,  le recompensamos con un premio o juego breve.
  • Trae: mostramos un juguete, lo lanzamos, en un inicio a una distancia corta. Hay que felicitarlo cuando va a por él, y una vez lo ha agarrado, se le llama para que vuelva. Cuando se acerca, le pedimos el juguete colocando la mano bajo su boca y ofreciendo un premio. Debemos dárselo siempre después de soltar el juguete, y podemos retomar el juego de nuevo. Este ejercicio también refuerza el interés del perro para los juguetes de masticar.
  • Rueda de llamada, varios miembros de la familia se sitúan formando un círculo. Todos están parados y sin mirar al perro, mientras uno lo llama efusivamente. Cuando el perro acude a la persona que le ha llamado, se sujeta del collar y se premia. Así lo irán llamando las distintas personas que forman el círculo.
  • Trilero, preparamos varios papeles del tamaño de cartas-naipes. Los doblamos suavemente, para poder esconder debajo premios. Los repartimos por el suelo y dejamos algunos sin premio.
  • Siembra o juguetes para expulsar con ejercicio la ración de pienso, podemos repartir las croquetas de su ración diaria de pienso por todo el jardín. Lograremos que pase mucho rato buscándolo para comer. Actualmente existen juguetes que expulsan el pienso una vez el animal toca la tecla adecuada, una nota musical determinada, etc.

Hoy hemos hablado sobre un tema delicado, la ansiedad por separación, los destrozos del perro en nuestra ausencia, las “trastadas”, etc.  son difíciles de resolver. En este post, hemos intentado daros unas directrices para que podáis ponerlas en marcha en casa, aún teniendo en cuenta, que a veces no son suficientes. Por ello, os recomendamos que si vuestro mejor amigo, tiene comportamientos indeseados, os acerquéis a la clínica. Buscaremos una solución a vuestro problema, os prepararemos pautas de juegos, os asesoraremos sobre los mejores juguetes, etc.

Muchas gracias por seguirnos y ¡nos vemos muy pronto!