¿Miedo, Ansiedad o Fobia?

Written by admin on . Posted in Blog

ansiedad-miedo-o-fobia

En muchas ocasiones nos encontramos en la clínica diaria con problemas de comportamiento en nuestros pacientes. Algunos destrozan los muebles de la casa cuando sus propietarios se van, otros no consiguen hacer sus necesidades en la calle con éxito o se muestran agresivos en algunas circunstancias.

Debido a que muchos de estos problemas afectan a la relación propietario-mascota es frecuente que acaben desencadenando un problema en la vida de ambos y que lleguen con más facilidad a ser consultados en el veterinario. En cambio, existen otro tipo de problemas que tal vez pasan más desapercibidos, ya que, en la mayoría de las ocasiones no influyen tanto en nuestra relación con ellos, o, al menos, así lo percibimos nosotros, aunque esto no siempre sea cierto.
En muchos casos problemas de ansiedad por separación, agresividad y problemas de eliminación (sobretodo de micción) están muy relacionados con fobias y/o problemas de ansiedad.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE MIEDO, FOBIA O ANSIEDAD?

Para poder entender la diferencia entre miedo, ansiedad y fobia primero describiremos cada una de ellas:

  • Miedo: el miedo es una respuesta adaptativa que compartimos todos los seres vivos. Es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro.
  • Fobia: es una respuesta de miedo intensa y desproporcionada a la amenaza real de lo que está produciendo ese miedo.
  • Ansiedad: es una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos.

Dicho así puede resultar difícil distinguir entre los tres, tal vez el más fácil de diferenciar sean las fobias, ya que casi todas las personas tenemos alguna. Para diferenciar entre miedo y ansiedad utilizaremos un ejemplo:

Imaginémonos que vamos a pasar el fin de semana a la montaña y, decidimos hacer senderismo por un bosque… De repente por el camino nos encontramos….

culebra

Nuestra primera reacción será de MIEDO. Es posible que nos sobresaltemos, nos apartemos de la víbora y pasemos lo más deprisa que podamos por ese tramo, evitando el peligro. Puede que nos den FOBIA las serpientes, en ese caso sentiremos un miedo tan intenso que gritaremos mucho, sacudiremos todo nuestro cuerpo y tal vez corramos durante 5 minutos lejos de la víbora.

Continuamos nuestro recorrido y de repente el camino se estrecha hacia un bosque muy frondoso, donde la visibilidad es menor, ya que está más oscuro. Y observamos un montón de avisos como este:

oso

¡CUIDADO! Oso visto en esta área. Si ves un oso…no entres en pánico, retrocede despacio y deja inmediatamente la zona.

Continuaremos nuestro camino estando muy atentos, agudizando nuestro oído y nuestra vista, asustándonos cada vez que se mueva algún árbol cerca nuestro y, en definitiva, no estaremos disfrutando del paseo porque estaremos pendientes de si el oso está cerca, aunque no estemos viendo ningún oso durante todo el camino. Eso que estamos sintiendo es ANSIEDAD.

Una vez descrito con este ejemplo podemos entender que no siempre que un animal padece ansiedad está el estímulo que produce miedo presente. Es decir, un perro puede tener miedo a las tormentas, a los petardos, a los fuegos artificiales, a acudir al veterinario, pero no siempre es necesario que ese hecho se esté produciendo en ese momento para que nuestro amigo esté sufriendo, ya que puede tener ansiedad mucho antes de que ese hecho se manifieste.

Por ejemplo, si tiene miedo a las tormentas es posible que muestre signos de ansiedad siempre que llueve o que el cielo se nubla. Si le da miedo ir al veterinario tendrá ansiedad a la hora de ver el trasportín esperando en la puerta o cuando cojamos la cartilla de las vacunaciones. A todas estas cosa se le llaman señales de anticipación. 

En muchas ocasiones es fácil identificar el miedo pero no siempre es fácil identificar la ansiedad que le precede o que incluso aparece cuando el estímulo de miedo no está presente.

¿CÓMO SE CUÁNDO HAY ANSIEDAD? 

La ansiedad se puede manifestar de muchas formas. Generalmente los perros tienden a esconderse, aunque también pueden realizar vocalizaciones (aullidos, ladridos…), movimientos compulsivos (morderse las extremidades, dar vueltas en círculos, escarbar agujeros…), etc.

Aquí tenemos varios ejemplos:

En este primer vídeo podemos ver como el perro, a raíz de una tormenta está en la bañera, jadeando y nervioso, con mirada de angustiada. Tiene ansiedad.

En este otro vídeo podemos observar como ha comenzado a llover. La perrita tiene la cola baja, con la cabeza adelantada y la pata delantera flexionada. Mira hacia la ventana, donde ve que está lloviendo y se esconde detrás de la cortina y de un sillón y finalmente debajo de una mesa. Igual que en el caso anterior también jadea y está inquieta. Tiene miedo a las tormentas, y, a pesar de que aun no  ha habido truenos, la anticipación le hace manifestar esta conducta, ya que ha asociado la presencia de lluvia con los truenos.

Ambos son dos claros ejemplos de que el animal no está a gusto, tiene ansiedad y por tanto su bienestar se está viendo afectado.

Detectar la ansiedad es el primer paso para poder trabajar en ella y eliminarla. Pero, ¿Qué debemos hacer cuando tenemos a un perro ansioso? ¿Debemos acariciarle?¿Está bien cogerlo y abrazarlo o tal vez deberíamos dejarle pasar el mal trago sólo para que se acostumbre?

Os responderemos a estas preguntas en el siguiente blog, pero, si has detectado que tu mejor amigo pueda tener algún problema de ansiedad y quieres ponerle solución cuanto antes te esperamos en Gous Gorraiz para ponerle remedio, ¡contacta con nosotras!

¡CUIDADO! ES NAVIDAD

Written by admin on . Posted in Blog

cuidado

Por fin llega esa época del año donde todo se llena de luz y los colores blancos, rojos y verdes predominan allí donde miremos. Es tiempo de reunirse con la familia y de disfrutar todos juntos de estos días del año tan especiales. En Gous Gorraiz nos encantan estas fechas, y queremos que las disfrutéis sin ningún sobresalto, por eso, os hemos hecho un listado de 12 cosas con las que se debe de tener cuidado durante estas fiestas.

1.CEBOLLA Y AJO

Las solemos utilizar para dar sabor a nuestros platos pero hemos dResultado de imagen de perro cebollae tener en cuenta que para nuestros pequeños amigos son tóxicos. La cebolla contiene tiosulfato, una sustancia que destruye los glóbulos rojos del perro, por tanto, la consecuencia será la aparición de anemia, debilidad y problemas respiratorios. El ajo, también presente en muchos platos festivos, resulta tóxico debido a que los perros no tienen un sistema digestivo para metabilizarlo de forma adecuada.

Hemos de tener precaución con las sobras de las comidas y cenas navideñas, donde nuestros perros puedan hurgar.

2. CHOCOLATE

Turrones y dulces navideños a menudo están hechos con Resultado de imagen de perro chocolatechocolate. En cambio, el chocolate es muy tóxico para los perros. Contiene teobrimina, un tóxico muy potente para ellos. Para hacernos una idea: 100 gramos de chocolate negro tendría consecuencias muy graves para un perro de 15kg. Por tanto, y ante la duda, no debemos ofrecerles este tipo de productos.

3. MARISCO

La quitina presente en las cáscaras de marisco puede provocarResultado de imagen de perro marisco vómitos, diarreas y/o estreñimiento en nuestros amigos. Además, no debemos olvidar, que el marisco es rico en ácido úrico, y, en el caso de algunos perros, como los dálmatas, puede producir gota y problemas renales.

4. UVAS

Resultado de imagen de uvas perroSi algo nunca falla en todas las casas son las 12 uvas el 31 de Diciembre. Para que nuestro mejor amigo pueda comenzar el año con nosotros sin ningún problema debemos evitar que él las tome, puesto que afectan al funcionamiento de los riñones. Tanto si son al natural, en almíbar o en forma de uvas pasas debemos mantenerlas alejadas de ellos.

5. LÁCTEOS

Resultado de imagen de perro lacteosNuestro compañeros carecen de la enzima gástrica encargada de metabolizar y destruir la lactosa, y por tanto, si la ingieren en grandes cantidades es muy probable que se enfermen.

6. ALCOHOL

Es muy evidente, pero merece la pena recordarlo. El champán Resultado de imagen de perro alcoholy el vino son algunas de las bebidas alcohólicas habituales en nuestras comidas y cenas de Navidad. Es fundamental mantenerlos alejados de ellas.

7. FRUTOS SECOS

Resultado de imagen de perro nuezEstos alimentos les resultan muy difíciles de digerir. Tanto las nueces, almendras, avellanas, anacardos no son recomendables ni enteros ni triturados. Además, de que algunos perros son alérgicos a ellos, ¡como nosotros!

8. SAL

La sal es un enemigo encubierto tanto para ellos como para nosotros. Resultado de imagen de dog saltEn las dietas comerciales este mineral está en una proporción escasa. Un exceso de sal puede agravar los problemas cardiovasculares y de tensión que nuestra mascota pueda padecer.

9. CORDERO

La grasa de esta carne provoca graves desajustes estomacales que se traducen, con frecuencia, en vómitos y diarreas.

10. HUESOS

Resultado de imagen de perro huesosTodos los huesos pueden provocar perforaciones intestinales, diarrea, estreñimiento, así como obstrucciones totales o parciales del intestino. Por tanto, siempre será mejor ofrecerles huesos específicos de piel de vaca que sean adecuados para ellos.

11. CAFÉ Y TÉ

La cafeína y la teína son sustancias excitantes también para ellos, debemos evitarlas.

12. PLANTAS

La flor de Pascua o el abeto de Navidad son decoraciones típicas en todasResultado de imagen de gato flor pascua las casas durante estas
fechas. A pesar de que no pueden considerarse como un alimento, creemos conveniente citarlos por los peligros que entrañan. La flor de Pascua resulta tóxica tanto para los perros como para los gatos, y la forma de las hojas de los abetos pueden provocar daños internos en intestino y garganta, en caso de ser ingeridos. El Lirio y la Adelfa también son plantas perjudiciales con las que debemos tener cuidado.

Desde Gous Gorraiz os deseamos ¡Feliz Navidad! , esperamos que disfrutéis mucho de las fiestas con salud junto a vuestros pequeños amigos peludos.

HABLEMOS DE GATOS…

Written by admin on . Posted in Blog

hablemos-de-gatos

Hoy en día es frecuente encontrar muchos hogares donde sus habitantes humanos comparten espacio y tiempo con un gato (o más). El ritmo de vida acelerado con el que vivimos y la facilidad de los cuidados de estos pequeños felinos los convierten en una mascota ideal para dueños ocupados y/o casas pequeñas.

No obstante, a pesar de que sus cuidados puedan resultar sencillos (no hace falta pasearlos, realizan sus necesidades en un cajón de arena, pasan la mayor parte del día durmiendo, etc) requieren que les dediquemos un tiempo y, sobretodo, que cubramos unas necesidades básicas.

En este punto, debemos saber que el comportamiento de un gato se relaciona directamente con el grado de estrés, a cuanto más estrés esté expuesto tendrá un peor comportamiento. Por eso, en nuestra mano está hacer a nuestro gato más feliz, y por tanto nosotros seremos más felices.

El estrés en los gatos no solo está relacionado con un mal comportamiento, sino con problemas de salud, como por ejemplo el FLUTD, una patología del sistema urinario que puede ser muy grave, ya que se produce una obstrucción de las vías urinarias bajas impidiendo que nuestro gato orine con normalidad.

Cuando recibimos a un gato en consulta un punto donde hacemos gran hincapié es en la modificación ambiental, exista o no una patología.

¿QUE ES LA MODIFICACIÓN AMBIENTAL?

La modificación ambiental son cambios en el ambiente del gato orientados a disminuir su grado de estrés, y de esa forma mejorar su comportamiento y, sobretodo, su calidad de vida. También se denominan intervenciones MEMO, las siglas de “Multimodal Environmental Modification”.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • CONTACTO SOCIAL. El gato siempre tendrá elección sobre si quiere jugar con otros animales (en el caso de que los haya en el domicilio), interaccionar con humanos o estar solo.
  • VARIOS PUNTOS DE AGUA FRESCA Y COMIDA. Estos puntos siempre estarán alejados del cajón de arena, y estarán en zonas tranquilas para que el gato pueda comer sin interrupciones indeseadas. Tanto la comida como el agua deben ser renovadas con frecuencia.
    Hemos de tener en cuenta que, de ser posible, siempre es mejor mantener alejada el agua de la comida, ya que en la naturaleza los felinos no suelen beber de zonas próximas a donde han comido, ya que este agua podría estar contaminada.A los gatos les encanta el agua corriente, por eso es frecuente que nos pidan que abramos los grifos para beber de ellos o jugar con el agua. Por ello, si nos es posible, podemos hacernos con una fuente de agua eléctrica.
  • ZONA DE DESCANSO ELEVADO en un lugar tranquilo y aislado de la casa, y siempre al resguardo de corrientes de aire.
  • CAJÓN LIMPIO SIEMPRE. Existen gatos más tolerantes con su cajón de arena y otros menos. De cualquier forma, la arena tiene que limpiarse diariamente, siendo necesario el cambio completo de la arena 1 vez a la semana.
  • ALTERNAR JUGUETES. Si siempre tienen los mismos juguetes a la vista se acaban cansando de ellos, por tanto es importante alternarlos.
  • RASCADOR. Los gatos necesitan marcar territorio, por eso un rascador es fundamental si no queremos que nuestro sofá favorito acabe magullado.
  • ZONAS DE COBIJO Y ESCAPE. El gato debe poder moverse libremente, y poder trepar, explorar, etc. Siempre deberá tener áreas donde pueda esconderse y también zonas por las que pueda escapar.

Comprender a estos pequeños felinos no siempre es sencillo, debemos recordar que han sido domesticados mucho más tarde que el perro (4.000 años frente a los 10.000 del perro) y que se trata de una especie muy peculiar. Si tenéis cualquier duda o problema con vuestro pequeño amigo estaremos encantadas de resolverla y ayudaros en todo lo que podamos.

Hoy nos despedimos con este simpático vídeo con el que muchos propietarios de gatos os sentiréis identificados:

 

SÍNDROME DE DILATACIÓN/TORSIÓN GÁSTRICA

Written by admin on . Posted in Blog

sindrome-de-dilatacion-2f-torsiongastrica

Una de las patologías más graves y complicadas que nos encontramos en la clínica de forma habitual es el  síndrome de dilatación/torsión gástrica. Afecta principalmente a perros de razas grandes y gigantes, por su predisposición morfológica dado que poseen un abdomen más ancho.

Para poder entender esta patología es importante conocer algunos detalles básicos del órgano al que afecta: el estómago.

El estómago es el órgano principal de la digestión. En él se realiza tanto un proceso químico como mecánico con el bolo alimenticio.
Posee una curvatura mayor y otra menor, con sus respectivos vasos sanguíneos.  El resto del cuerpo gástrico se denomina fondo o fundus, y es donde se realiza la digestión principalmente. El estómago, a su vez, está sujeto a la pared abdominal por una serie de ligamentos.
Resultado de imagen de anatomía estómago

¿QUÉ SUCEDE EN LA DILATACIÓN/TORSIÓN GÁSTRICA?

Como hemos dicho es una patología frecuente en razas grandes o gigantes (Pastores Alemanes, Gran Danés, San Bernardo, Mastín…). Tras comer el estómago se dilata y comienza la digestión. Cuando esta dilatación es excesiva, el estómago pesa más, cediendo los ligamentos que lo sujetan a la pared abdominal. La dilatación (aumento de tamaño) del estómago impide que éste se vacíe correctamente, de forma que las bacterias comienzan a fermentar produciendo más gas y dilatando el estómago aún más.

Un paso más allá de la dilatación es la torsión. Esta se puede producir por varios motivos: una dilatación excesiva, ejercicio intenso tras comer, giros en el suelo tras comer, ingesta de gran volumen de agua tras haber comido la ración de pienso, etc.

En la mayoría de ocasiones las torsiones son precedidas por una dilatación.

Cuando el estómago además de dilatarse gira sobre su eje la vascularización (vasos y arterias) que lo irrigan sufren un compromiso vascular y una isquemia, impidiendo que llegue sangre con oxígeno correctamente a éste órgano y por tanto produciendo una necrosis (muerte celular) del estómago. Esta necrosis suele darse en cuestión de minutos tras la compresión de los vasos sanguíneos, de ahí la urgencia y gravedad de esta patología.

Además, al girar, tanto el esófago como el píloro se retuercen y se cierran, de forma que, además de comprometer la vascularización, también favorecemos la producción de gas, puesto que las bacterias responsables de la fermentación gástrica continúan produciendo más y más gas, agravando el cuadro.

¿QUÉ SÍNTOMAS TIENE ESTA PATOLOGÍA?

Los síntomas que podemos observar dependen del momento en el que nos demos cuenta de que algo no va bien. Solemos observarlos síntomas de forma progresiva:  molestia en el animal (inquietud, ansiedad…), reducción de la movilidad, sialorrea (babeo), intentos de vomitar sin poder hacerlo, distensión abdominal (notamos una abdomen mucho más hinchado de lo habitual), dificultad para respirar y en casos avanzados la muerte.

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

Si observamos alguno de estos síntomas debemos acudir rápidamente al veterinario. Realizaremos una exploración general rápida del animal y una breve anamnesis (historial clínico). En el caso de que exista una sospecha real de estar padeciendo una dilatación/torsión gástrica realizaremos una radiografía abdominal diagnóstica.

gonzalo-izan-1-13-ago-2016

Si se confirma la dilatación/torsión deberemos poner solución inmediatamente. Además de administrar fluidoterapia intravenosa, antibióticos, análgésicos, etc, deberemos intentar el sondaje gástrico para eliminar el contenido y sobretodo el gas. Si el sondaje no fuera posible determinaríamos que estamos ante una torsión, no solo una dilatación, deberemos entrar en quirófano cuanto antes.

La cirugía consiste en destorsionar el estómago, es decir, devolverlo a su eje original y suturarlo a la pared abdominal para que no pueda volver a girarse (gastropexia). El riesgo mayor que comporta esta maniobra es que si el estómago ha estado mucho rato sin riego sanguíneo y, por tanto, sin oxígeno, éste se haya necrosado de una forma irreversible (mucho peor pronóstico para nuestro amigo).

Por suerte, en la mayoría de los casos, se observan los síntomas inmediatamente. Esto, junto con un diagnóstico rápido, favorece la recuperación del estómago con menos efectos secundarios.

Resultado de imagen

No es una cirugía sencilla, puesto que existe una descompensación importante en el organismo a muchos niveles, y a pesar de darnos mucha prisa en acudir a la clínica, en la mayoría de las ocasiones recibimos a los pacientes en estado de shock.

Cualquier tipo de shock ha de ser estabilizado pero en esta patología la resolución quirúrgica rápida es imprescindible y urgente, por tanto no tenemos tiempo para estabilizar ese shock y por ello es una cirugía donde el pronóstico siempre es reservado y grave.

¡¡Complicación!!. Dada la proximidad del estómago con el bazo, y su estrecha unión por varios ligamentos, en ocasiones el estómago y el bazo pueden girar juntos, lo cual complica el cuadro aún más y también la cirugía. Ya que, además de devolver el estómago a su posición original, en ocasiones hay que realizar una esplenectomía (extraer el bazo).

Como veis es una patología grave, difícil de explicar, con una resolución complicada y un pronóstico reservado. Por eso os damos las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de torsión:

  • Administrar la ración de comida dividida en varias tomas repartidas a lo largo del día (2,3,4 tomas).
  • Evitar que nuestro amigo beba excesiva agua de golpe y, sobretodo, después de la ingesta de su ración de comida.
  • Evitar que corra o realice ejercicio después de comer y durante la digestión.
  • Evitar que se revuelque en el césped tras comer.

Si, pese a todo, ves uno o más síntomas de los anteriormente descritos, avísanos inmediatamente. ¡Te atenderemos de forma urgente!  Sabéis que estamos a vuestra disposición.

 

TRAQUEOBRONQUITIS INFECCIOSA CANINA

Written by admin on . Posted in Blog

traqueobronquitis-infecciosa

En el último año hemos diagnosticado numerosos casos de Traqueobronquitis Infecciosa Canina (comúnmente llamada, “Tos de las Perreras”) en  nuestra clínica veterinaria, Gous Gorraiz. Siendo fieles a nuestra filosofía de trabajo, la Medicina Preventiva,  queremos informaros sobre qué podemos hacer para prevenir que nuestro perr@ sea afectado por esta patología.

Hace unos años era una afección propia de los perros alojados en espacios con mala ventilación y difícil higiene. Hoy en día, el hábito de vida de nuestras mascotas ha variado mucho. Se comunican e interaccionan mucho más entre ellos, en los paseos, zonas “pipi-can”, clubs de adiestramiento, agility, guarderías caninas…lo que  aumenta el riesgo de contagio.

 ¿QUÉ ES LA “TOS DE LAS PERRERAS”?

Es una enfermedad que afecta a las vías aéreas superiores (Tráquea y bronquios). Los estudios demuestran la participación de virus como Parainfluenza Canina, Adenovirus canino 2 y Coronavirus respiratorio canino. Una vez estos  colonizan el epitelio (capa interna de la tráquea y bronquios), producen inflamación, alterando sus funciones y su capacidad defensiva.

Otros agentes como la Bordetella Bronchiseptica, bacteria oportunista, se multiplica y extiende por el tejido alterado de forma rápida. ¡Esta bacteria es capaz de permanecer en el epitelio respiratorio hasta 3 meses!

Es una enfermedad aguda (de presentación muy rápida, normalmente en cuestión de horas) y altamente contagiosa. Esta dolencia puede equipararse en personas a un catarro o una gripe (aunque tienen sus diferencias).

¿QUÉ SÍNTOMAS PODEMOS OBSERVAR?

  • Tos seca, espasmódica (aumenta con el ejercicio y con la palpación de la laringe-tráquea), es el principal síntoma de esta enfermedad canina. La expectoración que experimentan nuestros mejores amigos es tan intensa que llegan a expulsar espuma blanca por la boca e incluso presentar vómitos tras el esfuerzo (sin que existan problemas a nivel digestivo).
  • Conjuntivitis.
  • Rinitis con descarga nasal.

Cuando la enfermedad no se trata, puede evolucionar extendiéndose hacia las vías respiratorias bajas (pulmones) provocando síntomas más graves como fiebre, anorexia y apatía.

¿EXISTE TRATAMIENTO?

¡Por supuesto! El tratamiento de esta enfermedad es sintomático, cada perro presenta un cuadro diferente. Por ello, el tratamiento médico varia de un animal a otro.

¿PUEDO PREVENIRLA DE ALGUNA FORMA? VACUNACIÓN.

Existen varias medidas que podemos adoptar para evitar que nuestro mejor amigo enferme.

El manejo es primordial en las mascotas más susceptibles. Cachorros, mascotas senior y pacientes inmunodeprimidos.

Debemos tener especialmente cuidado con los baños (podéis consultar AQUÍ la forma correcta de hacerlos). Evitar el contacto con perros que muestren síntomas o que hayan padecido esta enfermedad (lo recomendable es esperar entre 15-21 días antes de juntarlos de nuevo). Las estancias en guarderías caninas son el momento más crítico, factores como la inmunosupresión (bajada de defensas) por el estrés que supone separase de vosotros, el cambio de dieta y un mayor contacto con otras mascotas, se traduce en una mayor posibilidad de contagio.

La forma más importante de prevención es mediante la vacunación. Este método de prevención está dirigido especialmente, a las mascotas de riesgo. Así prevenimos la enfermedad y evitamos el malestar y la preocupación consecuente con ella.

¿AFECTA A TODOS LOS PERROS? ¿CUÁL ES LA POBLACIÓN DE MAYOR RIESGO?

¡Sí! Los síntomas pueden aparecer a cualquier edad y cualquier mascota expuesta es susceptible. Es por ello que la recomendamos con mayor énfasis en:

  • Mascotas que suelen tener estancia temporales en residencias, guardería, protectoras…
  • Las que participan en cursos de adiestramiento, exposiciones caninas.
  • Perros que comparten juguetes con otros perros, pasean con otros perros, frecuentan los “pipi-cans”.
  • Mascotas que sufren obesidad. Se ha determinado que su sistema respiratorio es más sensible a afecciones.
¿CUÁNDO PUEDO VACUNAR A MI PERRO?

Es una vacuna que recomendamos a partir de los 2 meses de vida. Siempre y cuando tu mascota esté sana y correctamente desparasitada. De todas formas, lo recomendable es estudiar la pauta vacunal de tu mejor amigo para recomedarte la aplicación de la vacuna en el momento óptimo.

Esta vacuna, aplicada solo una vez al año, reduce considerablemente los síntomas de las mascotas que son contagiadas, además de disminuir el contagio entre infectados.

Tras la vacuna, y como reacción del propio cuerpo a ella para inmunizarse, podemos observar leve lagrimeo y algún estornudo o tos.

¡¡¡Acercaros a la clínica para que podamos informaros de cómo proteger a vuestro amigo!!!